You are currently browsing the category archive for the ‘pensamiento’ category.

Hace días que no escribo, y eso que Romana, me dice que lo haga, pero el tiempo es un bien escaso, y quizá no lo gestione bien. el caso es que hoy he vuelto a leer.

Y entre otras cosas he leído en el blog de Idoia esto:

Los partidos políticos de izquierda ya no entienden el poder como poder de cambio o transformación de la realidad, de la economía, del espacio, sino como poder sobre las personas. Imponen medidas de poder tomadas desde sus partidos o comunidades de práctica política al resto de la ciudadanía.

Los partidos de izquierda no se habían constituido para impartir, ejercer, poder, sino para transformar la realidad y repartir el poder, para empoderar en el sentido de dotar de medios las personas para ser dueñas de su vida, para ser libres.

Este ideal se olvida en el momento en que su lucha no es la transformación del poder sino su obtención, es decir, la obtención del gobierno y el rédito electoral. En el momento en el que ya no les interesa transformar el poder sino conseguirlo para imponerlo.

Le dejaba un comentario y sin felicitarla, porque al final si siempre felicitas a alguién pierde su sentido, ella sabe lo que vale (que es mucho) y no estamos para aplicar técnicas Supernany.

Para mi, el poder ha dejado de ser entendido como un mecanismo de transformación de la realidad, da garantía del bienestar social, para ser entendido como un fin en si mismo. Esto es común a todos los partidos políticos independientemente de la ideología.

El poder como es la base de las teorías políticas, pero siempre concebido como un instrumento, un medio, no como un fin.  Así el Leviathan , Hobbes justifica el descomunal poder del estado con su misión: garantizar la paz  y la defensa de lo común.

El Contrato Social explica la existencia del poder del estado en el propio instinto de conservación del ser humano, ni siquiera el Principe hubiese pensado que el poder era un fin en si mismo.

Estamos viviendo una época de cambios sociales y políticos profundos, cambios en el orden social, en los valores y porque no, en la concepción del poder.

El poder, ese gran desconocido para el común de los mortales, fijate si es ignorado, que en el Santa Sanctorum del conocimiento actual, a penas cuenta con una definición. (vease Poder en Wikipedia)

Ésto es un fenómeno novedoso, no el poder, más bien su desconocimiento en la actualidad, porque de siempre el poder ha interesado:  Diogenes, Platón, San Agustín….. A

Ahora es, en esta sociedad del conocimiento, cuando estamos totalmente desinteresados por el poder,  cuando el poder trasnmuta y pasa de ser instrumento a considerarse un fin en si mismo.

Como decimos los católicos que Dios nos coja confesados, porque nuestra libertad se extingue.

Hace días que no escribo, y eso que Romana, me dice que lo haga, pero el tiempo es un bien escaso, y quizá no lo gestione bien. el caso es que hoy he vuelto a leer.

Y entre otras cosas he leído en el blog de Idoia esto:

Los partidos políticos de izquierda ya no entienden el poder como poder de cambio o transformación de la realidad, de la economía, del espacio, sino como poder sobre las personas. Imponen medidas de poder tomadas desde sus partidos o comunidades de práctica política al resto de la ciudadanía.

Los partidos de izquierda no se habían constituido para impartir, ejercer, poder, sino para transformar la realidad y repartir el poder, para empoderar en el sentido de dotar de medios las personas para ser dueñas de su vida, para ser libres.

Este ideal se olvida en el momento en que su lucha no es la transformación del poder sino su obtención, es decir, la obtención del gobierno y el rédito electoral. En el momento en el que ya no les interesa transformar el poder sino conseguirlo para imponerlo.

Le dejaba un comentario y sin felicitarla, porque al final si siempre felicitas a alguién pierde su sentido, ella sabe lo que vale (que es mucho) y no estamos para aplicar técnicas Supernany.

Para mi, el poder ha dejado de ser entendido como un mecanismo de transformación de la realidad, da garantía del bienestar social, para ser entendido como un fin en si mismo. Esto es común a todos los partidos políticos independientemente de la ideología.

El poder como es la base de las teorías políticas, pero siempre concebido como un instrumento, un medio, no como un fin. Así el Leviathan , Hobbes justifica el descomunal poder del estado con su misión: garantizar la paz y la defensa de lo común.

El Contrato Social explica la existencia del poder del estado en el propio instinto de conservación del ser humano, ni siquiera el Principe hubiese pensado que el poder era un fin en si mismo.

Estamos viviendo una época de cambios sociales y políticos profundos, cambios en el orden social, en los valores y porque no, en la concepción del poder.

El poder, ese gran desconocido para el común de los mortales, fijate si es ignorado, que en el Santa Sanctorum del conocimiento actual, a penas cuenta con una definición. (vease Poder en Wikipedia)

Ésto es un fenómeno novedoso, no el poder, más bien su desconocimiento en la actualidad, porque de siempre el poder ha interesado: Diogenes, Platón, San Agustín….. A

Ahora es, en esta sociedad del conocimiento, cuando estamos totalmente desinteresados por el poder, cuando el poder trasnmuta y pasa de ser instrumento a considerarse un fin en si mismo.

Como decimos los católicos que Dios nos coja confesados, porque nuestra libertad se extingue.

Hoy estarás sorprendido, he renunciado al castellano, mi lengua materna, para escribir en inglés. No te preocupes, es solo el título y por motivos pedagógicos, no quiero que mi hijo comience tan pronto a conocer los insultos.

Estaba leyendo un artículo sobre tendencias tecnológicas, bastante interesante, y me he encontrado con el siguiente palabrejo “thinking things”, cosas pensantes, cosas pensantes…y he hecho un ejercicio de “thinking” y he llegado a una reflexión: ¿Para que queremos cosas que piensen?

Está claro, porque los seres humanos y algunos en particular son cada día más “stupid”.

¿Para qué necesitamos un Google más inteligente?¿Para qué nos facilite la búsqueda? No, un Google más inteligente, hace que una “stupid person” parezca un experto.

Me explico, una “stupid person”, usuaria básica de ocio inteligente (es decir que tiene prácticas de pérdida de tiempo improductivas) que se pase el día utilizando su perfil de FACEBOOK, pasa de ser una “stupid person” a una experta tras buscar en el Google o en su caso en You Tube, los artículos escritos por Mar Monsoriu (que conste que no tengo nada en contra de ella), ya se denominan “expertais” en temas de seguridad.

Como dicen los niños, me parto, con una búsqueda en Google somos expertos en web 3.0, stupids pero expertos, gracias a que las cosas piensan por nosotros.

¿Os imagináis oncólogos formados por You Tube? Seamos serios, practiquemos el pensamiento y dejemos que las cosas sigan siendo cosas.

Si Google ha fabricado tanto experto ¿Qué conseguiran producir las thinking thinks?

Con esta entrada, no quiero iniciar un nuevo movimiento Ludista, anti tecnológico, pero si que deseo que reflexiones sobre lo importante que es formarse y pensar para poder ser libre.

Gracias por decirme que persons no existe y tengo que escribir people. People are people


Hoy navegando por la página de Sociología Contemporánea he encontrado este test gracioso. Es un cuestionario corto de nueve preguntas desarrollado en una universidad (me imagino con muchos becarios precarios) que permite decidir rapidamente que tipo de sociólogo eres. El test es la bomba

Se llama el Gran test de la vaca

Imaginaros un test similar que pudiese decir que clase de personas somos, que tipo de consumidor eres, que tic nos deparará el futuro, vamos, la cornucopia de los expertos.

Y si lees El arte del mus ¿Qué tipo de persona eres?

El arte del mus, nació para reivindicar el papel del inexperto, pero hay días que me rebelo contra mis raices, y exploto.

Todos los días me levanto leyendo en un blog un artículo sobre las bondades de la campaña de Obama, el microtargeting, las tic, etc.

Son tantos los gurulollas. Qué me he decidido a escribir sobre algo que conozco un poquito: la teoría sociológica y algo que desconozco mucho: los secretos de la campaña política de Obama.

Hace unos días comentaba que posiblemente Obama o sus asesores habían leído a Ortega y Gasset.

De ésto ya os dije que tenía mis dudas, pero de lo que no me queda ni un ápice, ni un rastro de duda, es de que la gran mayoría de expertos tic, que están opinando sobre todos estos temas y sentando cátedra, no tienen ni idea de quien es Max Webber, ni Durkheim y el funcionalismo o lo que tiene más delito Karl Marx.

Señores dejen de hablar en inglés, leer y copiarse unos a otros, y acudan a los clásicos ¿Qué es eso del éxito del microtargeting en la campaña política?

Cualquier alumno de una facultad con estudios de sociología sabrían decirles que de lo que realmente se está hablando es de grupos de pertenencia, de estratificación social o lo que está más prohibido en el lenguaje de cualquier experto: clases sociales.

Microtargeting dicen:

Desde la sociología se denomina así al estudio de la desigualdad en la sociedad, es decir la distribución desigual de
bienes y servicios, derechos y obligaciones, poder y prestigio. Todos ellos son atributos de posiciones en la sociedad, no
atributos individuales.

Los individuos están dotados desigualmente en lo que se refiere a la salud, fuerza y coeficiente de inteligencia; pero
tales diferencias no proporcionan los datos a partir de los cuales se inician los estudios de estratificación. El concepto de
estratificación social se refiere a la “existencia, entre los grupos de una sociedad, de desigualdades estructuradas en
términos del acceso a recompensas materiales o simbólicas. Mientras que todas las sociedades implican alguna forma
de estratificación, sólo con el desarrollo de los sistemas basados en el estado surgen grandes diferencias respecto a la
limpieza y el poder. La forma más distintiva de estratificación en las sociedades modernas la constituyen las divisiones
de clases” (Giddens, 1995).

Entonces, estamos hablando de lo de siempre, Obama no ha sido pionero en el uso del “microtargeting” es decir de tener en cuenta la estratificación social, ni siquiera del uso de las tic, lo que si ha sido acertado y por primera vez llevado a cabo ha sido, elevar a categoría de estrategia política: “IR DONDE ESTÁ LA GENTE”

Pero claro considerando a esta gente estratificada en grupos, es decir a cada grupo lo encontramos en un lugar y con un canal de comunicación – información difererente.

No tienen el mismo canal de comunicación – información los jubilados sureños que los trabajadores de Silicon Valey o los universitarios latinos. Por lo tanto a cada uno su mensaje y su canal, de tal forma que si consigues dar con el grupo, las personas pensarán que reciben un mensaje personalizado.

Ahora viene lo dificil, gobernar para todos, porque sobre el papel, el sms o el facebook todo se aguanta, pero cuando haya que legislar sobre Sanidad, Medioambiente o impuestos, veremos a los expertos de microtargeting que es lo que hacen.

La política es un viejo oficio, que distingue al hombre del animal, y que está por encima de modas y por supuesto de campañas de marketing.

Así que el político a la política, el zapatero a sus zapatos, y el experto a sus tic.

La rebelión de las masas es la obra más importante publicada por Ortega y Gasset. Ortega se adelanta a su época preconizando el advenimiento de las masas al pleno poderío social, las aglomeraciones de gente y la aparición del hombre masa.

El hombre – masa es producto de una época que se caracteriza por la estabilidad política, la seguridad económica, el confort y el órden público.

El hombre-masa tiene varios rasgos: libre expansión de sus deseos vitales y una radical ingratitud hacia cuanto ha hecho posible la facilidad de su existencia. Es decir, sólo le preocupa su bienestar y al mismo tiempo es insolidario con las causas de ese bienestar. Uno y otro rasgo componen la psicología del niño mimado. El hombre-masa es el niño mimado de la historia.

El hombre-masa es incapaz de otro esfuerzo que el estrictamente impuesto como reacción a una necesidad externa. El centro del régimen vital del hombre-masa consiste en la aspiración a vivir sin supeditarse a moral alguna.

¿No es un genio Ortega? Consiguió adelantarse más de ochenta años, todos formamos parte de esta masa vulgar, hedonista y despreocupada. todos creemos que con lo que sabemos ya tenemos suficiente y no tenemos la mínima curiosidad por sber más, carecemos de proyectos y nuestra vida va a la deriva.

Y ahora aparece Obama, no como político, si no como líder de un movimiento social, un agitador, una persona que ha conectado con el nuevo votante americano.

Claro con el votante masa, de la que formamos parte todos, con esto Dios me libre de reconocer el mérito que tiene conseguir ser el primer presidente Afroamericano de los Estados Unidos.

Pero cuanto más leo sobre estrategia, su campaña y los elogios que todos los expertos en política hacen de Obama: Lo que hemos aprendido de Obama, es otro buen ejemplo, cuando habla de Micropolítica y la falta de interés del política por parte de la Masa, más me afirmo. Obama ha leído a Ortega y Gasset.

Obama ha sabido cuál encantador de serpientes conectar con la masa, haciendo micropolítica (para aquellos no familiarizados con este término podeís asimilarlo a la parte rosa de la política) y marketing.

Deseo que con Obama llegue el cambio, pero me da vértigo la historia, y no quiero pensar los grandes errores que hemos sufridos nacidos de una combinación letal: marketing y micropolítica, es decir populismo para el populacho.

Como minoría rebelada, os animo a seguir la política muy de cerca para evitar nuevos populismos, y dejar de ser considerados “piojosos incultos”.

Deja de leer esto y comienza con un libro de Ortega, Sartre, Kant, Rosa Luxemburgo. Más bibliotecas y menos blogs

Hace poco estaba viendo un programa de televisión, no recuerdo la cadena, pero vamos la temática similar a otros.

Aparecían niños con enfermedades terribles, y que estaban necesitados de ayuda económica, para poder acceder a tratamientos médicos que les permitirían mejorar su calidad de vida.

El programa para conseguir fondos y subir la audiencia, organizó una subasta de objetos de famosos. Los famosos y famosillos de turno, cedian un objeto, que podriamos calificar en muchos casos de ponzoñoso, nada de valor, para que los supuestos fans y las personas preocupadas por esos niños, personas anónimas, pujasen por conseguir dichos objetos.

Me pareció un espectáculo medieval, personas con un alto poder adquisitivo creo recordar que salían cantantes, actores y deportistas, donaban quincallería barata: pendientes, baratijas, ropa usada por lo causa.

Repensando la cuestión me di cuenta de que mientras los famosos solo aportaban cosas inservibles y usadas, las personas anónimas, ofrecían dinero para ayudar a estos niños. Claro luego hablan del valor de lo sentimental.

¿No tiene más valor la aportación de una familia anónima que a penas llega a fin de mes, que los pendientes de una cantante de tres al cuarto?

Esto es lo que podemos pedir a los representantes de la cultura de nuestro país: migajas. Me duele ver como manipulan la opinión pública, como se solidarizan con Gaza ¿Y quién no?, pero no ceden ni un ápice de sus fortunas por los demás. Ésto es solidaridad simbólica.

Una solidaridad simbólica, que tiene una de sus máximas expresiones en el canon digital.¿No estamos a favor de la cultura popular?

Claro, una cultura para el pueblo, siempre que mis ingresos, superiores a los de cualquier “piojosillo inculto” no se vean reducidos.

Si no fuesen grandes las fortunas de los famosos, tenemos que mantener un impuesto para enriquecer todavia más sus arcas: SGAE.

Claro esto ocurre en España, un país en la que la cultura se asocia a Bardem, Ramoncín y vete tu a saber a quién más.

Un país en el que los “cerebros” se nos van por pagar poco, pero en el que los actores viven como reyes, protegidos por nuestros impuestos. Así todos hacemos solidaridad simbólica.

La Pirámide de Maslow es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra: Una teoría sobre la motivación humana (A Theory of Human Motivation) de 1943, que posteriormente amplió. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados.

A veces me gusta recordar esta teoría que aprendí en carrera, para como dicen por aquí “no perder el norte”. Últimamente estoy enfadada con el mundo, si con el mundo, que no es lo mismo que con todo el mundo.

La gente habla, habla y habla, pero nadie hace nada por las cosas importantes.

¿Qué no sabes cuales son las cosas importantes?

Las necesidades fisiológicas, las de seguridad y las de afecto por ese orden.

¿Cómo podemos estar debatiendo sobre tonterias, discutiendo sobre futbol, preocupándonos por nuestra imagen, cuando hay día a día personas que mueren por hambruna y guerras?

Cerramos los ojos cuando en el telediario vemos a un niño destrozado por una bomba racimo, una mujer asesinada por su pareja, o miles de niños condenados a morir de disenteria por no tener el acceso al agua potable.

En cambio las personas debaten sobre el Real Madrid, Calderón o vete tu a saber que modelo de turno.

Cada mañana abrazo a mi hijo durmiendo, contenta de que siga vivo, seguro, le pueda alimentar y hacerle feliz.

¿Porqué nadie se plantea ésto? Porque son necesidades cubiertas, lo dice Maslow no es cosa mía.

Cierra los ojos, todo puede desaparecer en un instante, o piensas que eres mejor que una persona de Congo, Gaza,….

No es que no crea en el medio ambiente, pero a veces pienso que la vida de los osos polares importa más que la vida de ese niño desconocido que muere de hambre en Ruanda.

¿Quién me está cambiando los valores? ¿Porqué no soy capaz de percibir la verdadera necesidad?

¿Hay alguién ahí? Llevo casi un mes fuera de ésto y me he dado cuenta de que puedo dejarlo, no es para tanto. Aunque echaba de menos el escribir un poco.

Estos días navideños he estado…. marujeando, cocinando, viendo la tele, cantando, comprando regalos y leyendo, pero leyendo libros, no blogs, no facebook, no tuenti.

Oye, y se puede vivir sin ello, incluso el día de Noche Vieja me propuse empezar el 2009 sin móvil, y resultó una experiencia excitante en un sentido místico, no devolví ochocientos sms iguales de felicitación, no respondí llamadas, de verdad, fascinante, me supo mejor la comida, porque no te das cuenta de lo exclava que eres de esta “hipercomunicación” hasta que no dejas de experimentarla.

Vamos, ahora me siento como alguno de mis compañeros que se cree médico por ver House, puedo preescribir: que tienes innsommio, estreñimiento, taquicardias…. deja el móvil en el armario, salte del facebook y bájate al bar a tomarte un buen vino rioja.

Fíjate, como que el día uno se me hizo mucho más largo, porque ponte a pensar la cantidad de llamadas y sms que contestaste, pues, perdiste tanto tiempo como yo en ver “Lo que el viento se llevó”.

Frente a todos los consejos de los gurulollas, apaga el móvil, el Tuenti y el Facebook, ya verás como irás mejor al baño. Mejor que el activia

Hoy día del aniversario de la Declaración de los Derechos humanos, es día de reivindicar eso, derechos para los humanos, que cada vez somos más y peor parados, en particular las mujeres.

El otro día practicando una de las aficiones más comunes y menos declaradas por los españoles (poner el oído en conversaciones ajenas) estuve escuchando la conversación entre dos mujeres mayores que se habían visto obligadas a trabajar limpiando casas, tras haberse quedado viudas, recientemente.

Claro, habían pasado a formar parte de los quinientoseuristas o lo que es peor los cuatrocientoseuristas, que pueblan nuestras calles.

No salía de mi asombro, que sistema social permite que en un país que se enorgullece de formar parte del G8, G 20 o Gmil, que salva a su sistema bancario, un sistema que permite que las mujeres ante el infortunio de haber perdido a su marido, se vean abocadas a mendigar trabajo, a rozar los umbrales de pobreza. Si pobreza, esa que se sufre en silencio y no se comunica.

Pensé en todas las mujeres que trabajan de una forma no reconocida, porque lo que no se remunera, no se reconoce, cuidando a sus hijos, luego a sus padres y posteriormente a sus nietos, y cuando envejecen, nuestro sistema perverso, les condena a la explotación de un mercado laboral negro.

Claro, estamos en lo mismo la pobreza no vende, el poder 2.0 si, pero porque no reflexionar sobre esta situación que nos rodea y que apenas nadie recoge en esta blogosfera. No cuentan con un manifiesto, ni con un grupo activo ni siquiera con su propio gurú.

Ayer descubrí un nuevo blog modesto – MUJERES COMO YO -, pero con un proyecto muy importante: visibilizar las historias singulares de mujeres anóminas, esa abuela que cuida a sus nietos, es madre que compagina el trabajo con la familia, la mujer rural, la profesora de toda la vida, etc.

Si conoces una mujer anómina con una historia singular, cuentala, todos tenemos el deber de conocerla.