You are currently browsing the category archive for the ‘tecnología’ category.

Hace días que no escribo, y eso que Romana, me dice que lo haga, pero el tiempo es un bien escaso, y quizá no lo gestione bien. el caso es que hoy he vuelto a leer.

Y entre otras cosas he leído en el blog de Idoia esto:

Los partidos políticos de izquierda ya no entienden el poder como poder de cambio o transformación de la realidad, de la economía, del espacio, sino como poder sobre las personas. Imponen medidas de poder tomadas desde sus partidos o comunidades de práctica política al resto de la ciudadanía.

Los partidos de izquierda no se habían constituido para impartir, ejercer, poder, sino para transformar la realidad y repartir el poder, para empoderar en el sentido de dotar de medios las personas para ser dueñas de su vida, para ser libres.

Este ideal se olvida en el momento en que su lucha no es la transformación del poder sino su obtención, es decir, la obtención del gobierno y el rédito electoral. En el momento en el que ya no les interesa transformar el poder sino conseguirlo para imponerlo.

Le dejaba un comentario y sin felicitarla, porque al final si siempre felicitas a alguién pierde su sentido, ella sabe lo que vale (que es mucho) y no estamos para aplicar técnicas Supernany.

Para mi, el poder ha dejado de ser entendido como un mecanismo de transformación de la realidad, da garantía del bienestar social, para ser entendido como un fin en si mismo. Esto es común a todos los partidos políticos independientemente de la ideología.

El poder como es la base de las teorías políticas, pero siempre concebido como un instrumento, un medio, no como un fin.  Así el Leviathan , Hobbes justifica el descomunal poder del estado con su misión: garantizar la paz  y la defensa de lo común.

El Contrato Social explica la existencia del poder del estado en el propio instinto de conservación del ser humano, ni siquiera el Principe hubiese pensado que el poder era un fin en si mismo.

Estamos viviendo una época de cambios sociales y políticos profundos, cambios en el orden social, en los valores y porque no, en la concepción del poder.

El poder, ese gran desconocido para el común de los mortales, fijate si es ignorado, que en el Santa Sanctorum del conocimiento actual, a penas cuenta con una definición. (vease Poder en Wikipedia)

Ésto es un fenómeno novedoso, no el poder, más bien su desconocimiento en la actualidad, porque de siempre el poder ha interesado:  Diogenes, Platón, San Agustín….. A

Ahora es, en esta sociedad del conocimiento, cuando estamos totalmente desinteresados por el poder,  cuando el poder trasnmuta y pasa de ser instrumento a considerarse un fin en si mismo.

Como decimos los católicos que Dios nos coja confesados, porque nuestra libertad se extingue.

Hoy estarás sorprendido, he renunciado al castellano, mi lengua materna, para escribir en inglés. No te preocupes, es solo el título y por motivos pedagógicos, no quiero que mi hijo comience tan pronto a conocer los insultos.

Estaba leyendo un artículo sobre tendencias tecnológicas, bastante interesante, y me he encontrado con el siguiente palabrejo “thinking things”, cosas pensantes, cosas pensantes…y he hecho un ejercicio de “thinking” y he llegado a una reflexión: ¿Para que queremos cosas que piensen?

Está claro, porque los seres humanos y algunos en particular son cada día más “stupid”.

¿Para qué necesitamos un Google más inteligente?¿Para qué nos facilite la búsqueda? No, un Google más inteligente, hace que una “stupid person” parezca un experto.

Me explico, una “stupid person”, usuaria básica de ocio inteligente (es decir que tiene prácticas de pérdida de tiempo improductivas) que se pase el día utilizando su perfil de FACEBOOK, pasa de ser una “stupid person” a una experta tras buscar en el Google o en su caso en You Tube, los artículos escritos por Mar Monsoriu (que conste que no tengo nada en contra de ella), ya se denominan “expertais” en temas de seguridad.

Como dicen los niños, me parto, con una búsqueda en Google somos expertos en web 3.0, stupids pero expertos, gracias a que las cosas piensan por nosotros.

¿Os imagináis oncólogos formados por You Tube? Seamos serios, practiquemos el pensamiento y dejemos que las cosas sigan siendo cosas.

Si Google ha fabricado tanto experto ¿Qué conseguiran producir las thinking thinks?

Con esta entrada, no quiero iniciar un nuevo movimiento Ludista, anti tecnológico, pero si que deseo que reflexiones sobre lo importante que es formarse y pensar para poder ser libre.

Gracias por decirme que persons no existe y tengo que escribir people. People are people


Navegando por la red, encontré un debate organizado alrededor de la siguiente afirmación:

No se preocupe si sus hijos pasan mucho tiempo en Tuenti: preocúpese si no lo hacen”

Claro como maruja 2.0 decidí que no estaba de acuerdo y me atreví a constestar cosa que no suelo hacer, porque prefiero el anonimato, no me va ir de experta de nada, pero dicha afirmación me revolvió algo en las entretelas y me ateví a contestar:

Disiento totalmente, a mi me preocupa que mis hijos usen Tuenti, ¿Cómo no me va a preocupar?, unos niños que se desnudan psicológicamente frente a Internet, carentes de sentido del anonimato, pero ¿De qué estamos hablando?
A mi me gusta contarles el cuento de Caperucita Roja, a veces el lobo se disfraza, para que puedan entender que el lobo está ahí también.

A ésto me refería cuando hablaba de los nuevos dueños del anillo, los detentadores del poder 2.0, cómo podemos creer que nuestros hijos serán algo así a unos discapacitados sociales si no usan Tuenti.

Nuestros hijos serán unos desgraciados en el mundo real, si no podemos alimentarlos, si no podemos sanar sus heridas, si no acceden a la mejor formación, si su seguridad peligra, pero ¿Si no están en Tuenti?

¿Qué tipo de necesidad es ésta? Es una modernez, pero podríamos dejarla casi al mismo nivel de “aislamiento social” que el producido por no poseer una mochila Roxy para pasear los libros.

A mi siguen preocupandome estas afirmaciones, en particular, después de escuchar a Ícaro, uno de los señores de Tuenti, como decía si Icaro dice X, los chicos y chicas Tuenti hacen X.

Y claro si a eso le añadimos que nuestros hijos ponen su dirección, estudios, aficiones y grupos de amigos, el poder es supremo, vamos ya quisiera Hacienda tener tantos datos sobre los ciudadanos.

Toda esta información es la que le ofrecemos al poder 2.0, nuestros perfiles cargados de intimidad, nos desnudamos ante las redes.

Siempre quejándonos de rellenar veinte veces lo mismo en todas las Administraciones públicas y ahora de golpe y porrazo nos olvidamos de todo y rellenamos veinte perfiles, qué más da.

Siempre me he preguntado porque cada vez que comenzabamos un curso nuevo, nos pedían una foto carné aunque fuese la misma “seño” ahora me pregunto ¿para qué quieren que complete mi perfil?

Ayer hablabamos del quinto poder, hoy he leído esto:

Los díez blogs más leídos (y más influyentes en España)

  1. Blog de Marc Vidal, directo al grano y siempre muy acertado.
  2. Leopoldo Abadia, es el mas mediático por su aparición BFN.
  3. Martin Varsavsky, se codea con altas esferas.
  4. Enrique Dans, interesantísmos artículos.
  5. Serenity Markets, todo sobre los mercados financieros.
  6. Burbuja.info, el foro oficial de la crisis.
  7. Investorsconundrum, la economia vista por un gestor de fondos.
  8. Francisco Llinares, analista técnico de mercados.
  9. Santiago Niño Becerra, Catedrático de Estructura Económica.
  10. Albert Noguera, un referente en la red.

Algún amigo mio, caro amigo de la mala leche,

montaría en cólera con el listado, no pasaría del número cuatro. Pero es cierto caro amigo hay un quinto poder, llamalo gurulollas o como quieras, está ahí y nos influye.

Como podéis ver ayer ya os adelanté algún nombre de la lista, sorprendente pero no existe ningún político en este listado, auque todos hablen de política al fin y a cabo.

Esto es lo más peligroso del quinto poder, no sabemos quienes son, no sabemos que dicen, pero influyen, en toda esta sociedad ansiosa de desnudarse hasta limitar la pornografía en las redes sociales: Facebook, Tuenti, etc.

Entonces ¿Dónde están los políticos 2.0? Enrique Dans calificaba a Obama en su blog de “político geek” vaya si la maruja de las ondas ya había hablado de eso, claro como es Américano es un político geek, pero si hablamos del caso patrio, o no interesa o hablamos de políticos frikis.

Pues frente a este quinto poder, reivindico el papel del político friki, el político de casta que se tire a la piscina o al muro del facebook y se desnude “ideológicamente”. Ejemplos tenemos algunos, pero esa no es mi labor, buscad en Facebook políticos activos y os sorprendereís de qué color son los más frikis.

Está claro que hoy por hoy, friki y progre no van unidos

Tras la efimera trilogía del Política 2.0, voy a dedicar otra al poder 2.0. Toda decisión tiene un origen, y la elección del tema de hoy un motivo. Esta mañana hablaba a una amiga de Martín Varsavsky, que hoy en día es lo mismo que hablar del quinto poder ¿Qué no sabes que es el quinto poder? Pues hacetelo mirar vos,

En un blog argentino encontré una buena definición:

Los medios de comunicación son considerados el cuarto poder, y los encargados de vigilar al poder legislativo, ejecutivo y judicial.
Este cuarto poder considerado además el más poderoso de los tres anteriores, se ve hoy controlado por un quinto poder: “las redes sociales”.

Si bien este quinto poder comienza a darse con la inmensa red de Blogs vigilando a los medios tradicionales, considero que se consolida y solidifica como “poder” con la explosión de las Redes Sociales.

Todavía no te queda claro, visita a Martin Varsavsky, uno de esos miembros de la compañia del anillo, fundador de varias.com, unas éxitosas y otras no, forrado hasta las cartolas como dicen por aquí, que no solo se conforma con crear sus negocios, Martin también crea opinión, maneja los medios y se atreve con todo política, empresa, religión… Claro si me lees, dirás, tu también lo haces, pero no es lo mismo.

Estas leyendo el blog de una maru 2.0, no influyo en nadie, ni siquiera en la legión de descontentos de la que formo parte, ni siquiera puedo decidir que programa de televisión ve mi hijo, Disney ya le ha manipulado.

Pero este Martín sí y otros como él (George Soros ¿Qué tampoco le conoces?, y no es que tenga nada encontra de él, ni siquiera le conozco ni llegaré a conocerle, pero me fustra saber que personas como él, deciden día a día el tema de la opinión pública, en la sombra, y nadie lo sabe, o el que lo sabe no hace nada.

Por si acaso Martín lee este rincón y como buena persona bien adoctrinada que soy aprovecho para felicitarte tu éxito empresarial, y compartir con nosotros tus inquietudes que ahora son las nuestras.

No pensaba que el tema de la política 2.0 iba a suscitar tanto interés, pensaba que era cosa para frikis, pero veo que al final todos reflexionamos con qué está ocurriendo.

Ayer me ocurrió una cosa curiosa, estaba en un foro de Facebook, en un muro,de esos que la gente tiene, y vi que había un gran debate sobre temas de actualidad, entendiendo como actualidad la política rosa, que si Zapatero va o no va a Washington, que sí las Cúpulas de no sé qué, bueno política rosa, y de reperente se me ocurrió decir que a mi lo que me preocupaba no era la refundación del capitalismo, ni la lucha contra el neoliberalismo ni nada más, a mi lo que me preocupaba era que el coeficiente Gini se estaba disparando en España y que eso hacía que la diferencia entre las clases sociales fuese cada vez más grande.

Hasta ahí bien, pero al poco tiempo se me saturó el correo de mensajes contradictorios que me denominaban: facha, roja, comunista, pepera….. ¿Por qué nadie quiere hablar de clases sociales? ¿Crees qué porque lees esto y usas Internet ya estás por encima de las clases?

Hay amigo, la política 2.0 ha funcionado muy bien contigo, alguién ha conseguido estructurar tus percepciones y definirte tus necesidades, que créeme no son las reales.

En ningún momento nadie me preguntó que era el coeficiente Gini .

El Coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini. Normalmente se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno). El índice de Gini es el coeficiente de Gini expresado en porcentaje, y es igual al coeficiente de Gini multiplicado por 100.

Aunque el coeficiente de Gini se utiliza sobre todo para medir la desigualdad en los ingresos, también puede utilizarse para medir la desigualdad en la riqueza. Este uso requiere que nadie disponga de una riqueza neta negativa.

Vamos en resumen, que todos nos movilizamos en la Red para que se prohiban los toros, se hable o no castellano, existan selecciones de fútbol autonómicas – nacionales y nadie se moviliza porque cada vez somos más pobres, encontramos partidos nuevos que mercadean con estas consignas, pero al final nadie nos regala el pan.

Creo que a través de la filosofía 2.0 tenemos una oportunidad para mejorar la res publica, pero no dejemos que la política 2.0 nos dirija.

Con esta entrada termino la trilogía política 2.0, concluyendo que, en opinión de una maruja, lo que se está dando es un fenómeno mucho más complejo que lo bien lo podíamos denominar Poder 2.0.

Rite (je, je) de la labor de las religiones estructurando percepciones y creando sistemas de premio – castigo !con lo  nos  queda  por ver!

Cada vez que veo el exhibicionismo que nuestros jóvenes y niños hacen en las redes sociales, me quedo perpleja, nunca, repito nunca, el poder ha tenido tan fácil controlar a las personas. Nuestra libertad se extingue

Poco a poco comienza España a interesarse en el fenómeno 2.0 Ha tenido que ganar Obama para que todos nuestros representantes pongan en el punto de mira las redes sociales y todas las aplicaciones que implica la filosofía 2.0

Poco a poco vemos casos más o menos públicos o publicitados de políticos españoles que han creado un blog o que se han unido a una “social network” vamos, si yo fuese una agencia de comunicación me frotaría las manos, porque con el desconocimiento que existe erigirse en especialista de la cosa es fácil.

Hace poco leí en un blog llamado Criando Cuervos esta entrada Cómo ser Enrique Dans en diez pasos

Qué decir, eso si es un blog y no lo que yo hago, tiene una reconcentración de mala leche y actualidad muy interesante. Bueno pues si yo fuese una agencia de comunicación haría caso a Rubén chico malo, y me convertiría en el experto política 2.0 del momento y sólo haciendo de su decálogo mi leit motiv

Pero en lo que estabamos, politica 2.0.

Pero señoras, ¿Desde cuándo es una novedad que la política debe ser cercana al ciudadano? A ver si ahora va a saber más el dueño de Tuenti que Platón.

La política forma parte de la res publica y por lo tanto siempre ha establecido mecanismos de acercamiento al ciudadano desde la Agora a la página web.

No hay nada nuevo, todo cambia todo sigue

Hace tiempo que no escribo, pero para hacerlo se necesita un estímulo, o por lo menos en mi caso.

Esta semana he leído un blog que me ha hecho reflexionar:

El blog del día del orgullo friki, y hete ahí, que después de tantos años voy a tener que salir del armario y declararme friki, porque he disfrutado viendo los dibujos animados de Ulises 31, series entrañables como V y además en ocasiones me despido con expresiones como “Que la Fuerza te acompañe”.

Claro yo me rebelo y me gustaría ser “etiquetada” como nerd, geek o algún adjetivo más valorado, quisiera ser un geek como Héctor Kirainet, pero no. Escúchame, si te gusta Matrix y el despacho de tu jefe es como las Tierras de Mordor para tí amiga, tu definición dependerá del lugar en el que vivas, ¿qué no lo habías pensado?

Una persona en Madrid o en Barcelona puede ser geek o chic, pero si vives en provincias, tu eres un raro y lo más habitual un friki.

Pues si este es tu caso, bienvenidas y bienvenidos al universo friki de provincia, no hay que avergonzarse, pronto seremos un fenómeno estudiado por la Sociología e incluso participaremos en debates importantes, como el Programa de Ana Rosa e incluso nos dedicarán algún programa nocturno para el estudio de este nuevo fenómeno.

En este momento seguro que no estáis convencidos de este artículo pero, reflexionemos, si un político como Obama usa Internet para comunicarse con sus electores, estamos ante una nueva clase política.

Si un político de provincias, hace lo mismo pero desde una perspectiva modesta, nadie se entera o es calificado de político friki.

Ayer navegando por Tuenti, ¿Alguién quiere invitaciones para Tuenti? me di cuenta del potencial de comunicación que puede tener esa red, y como hay pequeñas iniciativas al respecto.

Hoy los europeos estamos de enohorabuena, damos un paso más adelante en la ciencia e inaguramos nuestro proyecto más faraónico: el acelerador de partículas.

A lo que vamos, como siempre que avanzamos pero de verdad y no de boquilla, salen los catastrofistas, que viene el lobo, en este caso, que viene el agujero negro.

Señoras, que  clase de hombre del saco, han inventado para asustarnos, ¿cómo vamos a tener miedo a los agujeros negros?

¿Quién no conoce personas que en vez de cerebro cuentan con un agujero negro? Entonces, si grandes agujeros negros dirigen nuestras vidas ¿Por qué preocuparnos de uno más?

El universo Google se expande, ha nacido Google Chrome, el enésimo cacharrillo tecnológico desarrollado por esta compañía.

Pero esto de Google, más que una empresa parece una religión, es como el software libre, como windows, en general como todo hoy, web 2.0, social networking, lurking, pero ¿De qué estamos hablando?

Estaba revisando un poco las noticias y por encima de los datos de desempleo en España, las personas se posicionan sobre los navegadores.

Repito ¿De qué estamos hablando? Parece ser que hoy en día todos somos informáticos o vivimos imbuidos en una realidad paralela.

A veces pienso que a nadie le preocupa que no podamos tomar limón con la Coca – Cola ( no penséis que me patrocinan) porque ha alcanzado un precio desorbitado casi tres euros el kilo, a las personas lo que le importa es el debate sobre el software libre.

Creo que la premisa no es esa, está claro que juegan con nosotros y nos hacen vivir en un mundo irreal en el cuál nos preocupa no pisar las Tierras de Mordor (Microsoft), recibir la ayuda de Gandalf (google) y descifrar el anillo (software libre).

Pero que tonterías estoy diciendo, no tengo ni idea de informática, y soy de las que piensa que el mejor buscador, programa, ….. en general sería aquel que seguiría la filosofía la madre que me parió, es decir, aquel que me conozca tanto como mi madre y me resuelva la vida, por ejemplo, que quiero limones, búscame unos buenos, bonitos, baratos y cerca de mi casa, que a mi el linux me da lo mismo, pero como os he dicho los limones no.

Una amiga me ha recomendado una nueva web ttp://www.criandocuervos.com/, no está mal, pero no habla de limones.

Por cierto si algún limonero me quiere sponsorizar, acepto pagos en limones