You are currently browsing the tag archive for the ‘web 2.0’ tag.

Llevo fuera de onda un par de meses, y veo que la red se ha inundado de expertos en redes sociales. Pensaba que eso solo ocurria en la tele. Y claro como dirían los de criando cuervos: los gurulollas se repiten entre ellos.

Una vez estaba usando Internet para algo muy útil: buscar ideas para decorar el pasillo de mi casa (de forma barata) y cual fue mi sorpresa, multitud de páginas se copiaban entre ellas.

Comence a sospechar cuando una página de la revista Eroski, usaba terminología un poco spanglish, y claro, con un recorta y pega de las principales recomendacionesen Google, encontré la fuente.

Bueno, pues con esto de las redes sociales, tres cuartos, después del desgraciado caso de Marta del Castillo (mis mas sinceras condolencias a su familia), la menor asesinada y del registro de la primera denuncia por suplantación de identidad en una red social presentada en España, los expertos han crecido como hongos, bueno más que los hongos, porque como bien saben los alaveses, si los perrechicos creciesen en el mismo número que los expertos en redes sociales, no estarían tan caros para la próxima fiesta de San Prudencio. Felicidades alaveses.

Bueno, pues hablando de hongos, he descubierto que hay dos fuentes comunes en todos ellos Mar Monsoriu y el director de la Agencia Española de protección de datos.

Y claro, he pensado, cuantos de estos expertos realmente son usuarios de redes sociales????? Ahí os dejo la tarea, a rastrear los feisbuk varios a ver cuantos encontramos.

Por cierto una lectura muy buena para futuros y actuales expertos:

“La web 2.0 y la madre que la parió” de Alejandro Suárez, que por cierto la podéis conseguir por 1 euro a través de una editorial on line llamada Bubok, un proyecto muy interesante.

Anuncios

Hoy estarás sorprendido, he renunciado al castellano, mi lengua materna, para escribir en inglés. No te preocupes, es solo el título y por motivos pedagógicos, no quiero que mi hijo comience tan pronto a conocer los insultos.

Estaba leyendo un artículo sobre tendencias tecnológicas, bastante interesante, y me he encontrado con el siguiente palabrejo “thinking things”, cosas pensantes, cosas pensantes…y he hecho un ejercicio de “thinking” y he llegado a una reflexión: ¿Para que queremos cosas que piensen?

Está claro, porque los seres humanos y algunos en particular son cada día más “stupid”.

¿Para qué necesitamos un Google más inteligente?¿Para qué nos facilite la búsqueda? No, un Google más inteligente, hace que una “stupid person” parezca un experto.

Me explico, una “stupid person”, usuaria básica de ocio inteligente (es decir que tiene prácticas de pérdida de tiempo improductivas) que se pase el día utilizando su perfil de FACEBOOK, pasa de ser una “stupid person” a una experta tras buscar en el Google o en su caso en You Tube, los artículos escritos por Mar Monsoriu (que conste que no tengo nada en contra de ella), ya se denominan “expertais” en temas de seguridad.

Como dicen los niños, me parto, con una búsqueda en Google somos expertos en web 3.0, stupids pero expertos, gracias a que las cosas piensan por nosotros.

¿Os imagináis oncólogos formados por You Tube? Seamos serios, practiquemos el pensamiento y dejemos que las cosas sigan siendo cosas.

Si Google ha fabricado tanto experto ¿Qué conseguiran producir las thinking thinks?

Con esta entrada, no quiero iniciar un nuevo movimiento Ludista, anti tecnológico, pero si que deseo que reflexiones sobre lo importante que es formarse y pensar para poder ser libre.

Gracias por decirme que persons no existe y tengo que escribir people. People are people


Navegando por la red, encontré un debate organizado alrededor de la siguiente afirmación:

No se preocupe si sus hijos pasan mucho tiempo en Tuenti: preocúpese si no lo hacen”

Claro como maruja 2.0 decidí que no estaba de acuerdo y me atreví a constestar cosa que no suelo hacer, porque prefiero el anonimato, no me va ir de experta de nada, pero dicha afirmación me revolvió algo en las entretelas y me ateví a contestar:

Disiento totalmente, a mi me preocupa que mis hijos usen Tuenti, ¿Cómo no me va a preocupar?, unos niños que se desnudan psicológicamente frente a Internet, carentes de sentido del anonimato, pero ¿De qué estamos hablando?
A mi me gusta contarles el cuento de Caperucita Roja, a veces el lobo se disfraza, para que puedan entender que el lobo está ahí también.

A ésto me refería cuando hablaba de los nuevos dueños del anillo, los detentadores del poder 2.0, cómo podemos creer que nuestros hijos serán algo así a unos discapacitados sociales si no usan Tuenti.

Nuestros hijos serán unos desgraciados en el mundo real, si no podemos alimentarlos, si no podemos sanar sus heridas, si no acceden a la mejor formación, si su seguridad peligra, pero ¿Si no están en Tuenti?

¿Qué tipo de necesidad es ésta? Es una modernez, pero podríamos dejarla casi al mismo nivel de “aislamiento social” que el producido por no poseer una mochila Roxy para pasear los libros.

A mi siguen preocupandome estas afirmaciones, en particular, después de escuchar a Ícaro, uno de los señores de Tuenti, como decía si Icaro dice X, los chicos y chicas Tuenti hacen X.

Y claro si a eso le añadimos que nuestros hijos ponen su dirección, estudios, aficiones y grupos de amigos, el poder es supremo, vamos ya quisiera Hacienda tener tantos datos sobre los ciudadanos.

Toda esta información es la que le ofrecemos al poder 2.0, nuestros perfiles cargados de intimidad, nos desnudamos ante las redes.

Siempre quejándonos de rellenar veinte veces lo mismo en todas las Administraciones públicas y ahora de golpe y porrazo nos olvidamos de todo y rellenamos veinte perfiles, qué más da.

Siempre me he preguntado porque cada vez que comenzabamos un curso nuevo, nos pedían una foto carné aunque fuese la misma “seño” ahora me pregunto ¿para qué quieren que complete mi perfil?

El universo Google se expande, ha nacido Google Chrome, el enésimo cacharrillo tecnológico desarrollado por esta compañía.

Pero esto de Google, más que una empresa parece una religión, es como el software libre, como windows, en general como todo hoy, web 2.0, social networking, lurking, pero ¿De qué estamos hablando?

Estaba revisando un poco las noticias y por encima de los datos de desempleo en España, las personas se posicionan sobre los navegadores.

Repito ¿De qué estamos hablando? Parece ser que hoy en día todos somos informáticos o vivimos imbuidos en una realidad paralela.

A veces pienso que a nadie le preocupa que no podamos tomar limón con la Coca – Cola ( no penséis que me patrocinan) porque ha alcanzado un precio desorbitado casi tres euros el kilo, a las personas lo que le importa es el debate sobre el software libre.

Creo que la premisa no es esa, está claro que juegan con nosotros y nos hacen vivir en un mundo irreal en el cuál nos preocupa no pisar las Tierras de Mordor (Microsoft), recibir la ayuda de Gandalf (google) y descifrar el anillo (software libre).

Pero que tonterías estoy diciendo, no tengo ni idea de informática, y soy de las que piensa que el mejor buscador, programa, ….. en general sería aquel que seguiría la filosofía la madre que me parió, es decir, aquel que me conozca tanto como mi madre y me resuelva la vida, por ejemplo, que quiero limones, búscame unos buenos, bonitos, baratos y cerca de mi casa, que a mi el linux me da lo mismo, pero como os he dicho los limones no.

Una amiga me ha recomendado una nueva web ttp://www.criandocuervos.com/, no está mal, pero no habla de limones.

Por cierto si algún limonero me quiere sponsorizar, acepto pagos en limones